DESTAQUES

Postagens em Destaque

sexta-feira, 11 de agosto de 2023

CÓMO ES LA INMUNIZACIÓN


CÓMO ES LA INMUNIZACIÓN


Existen los ciegos de ojos abiertos, que no acreditarán que esto vendrá para vuestro tiempo. Argumentando de diversas maneras, sin saber que la INMUNIZACIÓN RACIONAL es un conocimiento natural de definición de todo, completamente independiente de todo cuanto es filosofía o superfilosofia, cuyo valor está en el saber y cuyo saber, es suficiente para el alcance de la Inmunización, por ser la Inmunización una cosa de la naturaleza a la que el propio viviente pertenece.

Para que el viviente alcance la Inmunización, apenas necesita leer y saber lo que esta Escrituración prueba y comprueba, mostrando a todos la verdad de las verdades. Aquel que sabe, tiene el deber de esclarecer a los demás. Pero el viviente que no conoce completamente todo esto que aquí está demostrado, deber quedarse quieto, procurar primero conocer del principio al fin, para después poder conversar con base, definidamente, auténtica y calmamente.

El viviente cuando no conoce, cuando no está bien enterado del asunto y va a dar explicaciones, se pone un poco nervioso, con recelo de olvidar lo que ya leyó. Por eso, es preciso leer muchas veces. Conocedor de todo el contenido de esta Obra, debe entonces conversar con quien no conoce, con la seguridad de que los Habitantes de la PLANICIE RACIONAL, están acompañando todas esas cosas y otras más. Es verdad que quien no sabe lo que dice, mucho menos sabe lo que hace. Es muy vergonzoso el viviente querer hacer críticas de aquello que no sabe del principio al fin. Son los que encuentran que todo es imposible, porque no conoce ni el principio ni el fin, y si lo conociesen no procederían así.

El viviente cuando no conoce las cosas del principio al fin, debe permanecer callado. Son vivientes a quienes les faltan las principales virtudes de la educación del mundo, que es la principal educación.

El deber del viviente, cuando no sabe y no conoce las cosas, es pedir esclarecimientos sobre este o aquel asunto de los que tiene dudas y no impugnarlos o discordar, como si supiese lo que está diciendo; hablando al azar, erróneamente, como un loro. Es una infelicidad muy grande que el viviente quiera discutir o conversar sobre aquello que no sabe, o no conoce completamente.

Todos pertenecen a esta naturaleza, a pesar de que la naturaleza de todos sea diferente. No hay igualdad bajo un cierto punto de vista, pero, en lo que se refiere a la posibilidad de Inmunización todos son iguales, todos están en la mitad del saber. Ahora, muchos, por no conocer esta naturaleza, dicen que no podrán ser inmunizados, y que aunque pudiesen, no procurarían hacerlo, no querrían ese compromiso con ellos. Como si una cosa natural del propio viviente fuese un compromiso.

El viviente por no conocer su naturaleza dice una infinidad de asneras, muchas veces, puede ser muy adelantado, pero, para este conocimiento es muy atrasado, pues este es un punto completamente desconocido del viviente. El viviente nada conoce de su propia naturaleza.

Otros vivientes dicen que tienen deseos de ser inmunizados y tener la protección de todos los vivientes de la PLANICIE RACIONAL. También hablan así, porque desconocen su naturaleza y viven corriendo diversos medios, procurando desarrollarse y nunca pasan de lo que son, porque solamente encuentran mistificación. Mistificación muy parecida al espiritismo, y por no ser espiritismo verdadero, es que el viviente no pasa de ser lo que es.

Y solamente cuando acierte con el verdadero espiritismo, es que en un instante estará en su lugar. En un instante estará desarrollado. Pero por prevalecer en muchos lugares la mistificación, es por lo que el viviente recorre un montón de lugares y no pasa de ser lo que es.

Donde hay mistificación, no hay fuerza. La mistificación es una cosa parecida al espiritismo, y por los mistificadores no poder auxiliar a los vivientes, les dicen que no nacieron para trabajar en esta encarnación, y sí en la otra. Y así, viven los mistificadores, dentro de esos medios, sin hacer nada.

Es por eso que existe esa gran confusión en el espiritismo; unos diciendo que el viviente no está preparado para recibir las influencias de los espíritus, y otros tienen la facultad de recibir estas influencias. Todo es mistificación, todo es un gran misterio, que los mistificadores usan para encubrir su falta de capacidad, diciendo asneras solamente, y pensando que están muy ciertos en sus argumentos.

En la base Racional, el viviente no precisa desarrollarse a través del espiritismo; conforme el viviente va leyendo, va tomando conocimiento del tenor de esta Obra, va siendo inmunizado. La Inmunización es de su propio natural y después que el viviente está integralmente inmunizado, es cuando comienza a expandirse naturalmente, es cuando va viendo que está inmunizade leyendo diariamente, va sintiendo los efectos de la Inn 187/374 falta al viviente completar el saber que está aquí en .d quedar completo de todo y alcanzar, por la Inmunización, su Redención eterna. El saber, es la cosa principal que está faltando en la naturaleza de todos los vivientes.

La INMUNIZACIÓN RACIONAL no tiene, en absoluto, ninguna relación con filosofías, superfilosofías y cuentos; es una cosa de la propia naturaleza del viviente. Es natural. Pero, quien no conoce, piensa que es espiritismo, y que al querer inmunizarse está asumiendo un compromiso.

No comprenden que la Inmunización es una cosa natural que el viviente alcanza naturalmente, por ser la naturaleza propia al natural de la Inmunización.

Hay quien no cree en una u otra doctrina. Quien no quiere saber de una u otra religión; como si conociese todo o pudiese dar solución a todo. Y por eso, hablan de espiritismo con cualquiera, del espiritismo que todos conocen. Lo que no conocen es la INMUNIZACIÓN RACIONAL. Nadie sabe lo que es Inmunización, ni siquiera de nombre. El viviente cuando no conoce, debe primero tratar de conocer, para después saber lo que dice. Quien se pone a hablar de un asunto que no conoce, no puede llegar a buenos resultados y prueba además que no respeta ese asunto.

Los que viven bajo el abrigo Racional, están siempre refloreciendo, como lo dice el propio nombre: Racional. Y siendo así, a estos, todo en el mundo de bien para mejor. Todo siempre en multiplicaciones de engrandecimientos bajo todos los puntos de vista. Y las figuras que ostentan en su imaginación, son lo contrario de lo que dice el RACIONAL SUPERIOR, son puras figuras de intranquilidad, de ideas sacadas de la parte magnética del propio cuerp tantas variaciones en los pensamientos, por ser los cuerp generadores de dos fuerzas: la eléctrica y magnética.



El pensamiento eléctrico es bueno y el pensamiento magnético es malo. Esa es la razón por la cual los vivientes viven como si estuviesen en una balanza; ora piensan bien, ora piensan mal, ora satisfechos. Unas veces alegres, otras tristes, molestos o contrariados. Y es bien triste que los vivientes olviden lo que aprendieron para no vivir así. Pues ya saben que su naturaleza es eléctrica y magnética, y que en una hora trabaja solamente la acción magnética - el pensamiento magnético, en otra hora la acción eléctrica.

Lo que pertenece a la acción magnética, es malo; lo que pertenece a la acción eléctrica es bueno.

Todos son así, a no ser los vivientes inmunizados, que están más regulados que cualquier otro, en virtud de la Inmunización ser superior y gobernar estas dos corrientes. La Inmunización trae entonces el equilibrio. Ejerce su influencia sobre la fuerza magnética del propio viviente.

Siendo la parte magnética del cuerpo humano muy desarrollada, atrae corrientes magnéticas invisibles, comenzando entonces a irradiar malos pensamientos, ideas e imaginaciones de todos los modos y de todas las formas. Porque las corrientes atraídas, son superiores a las del propio cuerpo. Y así, ocurre también con la parte eléctrica del propio cuerpo, siendo que esta es desarrollada para el bien. Si el cuerpo está más cargado de fuerza eléctrica, cuanto más cargado, más atrae las corrientes eléctricas invisibles, y el viviente piensa mejor, imagina mejor y mejores sentimientos tiene.

Todo eso, porque son aparatos eléctricos y magnéticos, hechos de esa naturaleza también eléctrica y magnética.

Entonces, pregunta el viviente: - "¿Y puede regularse?" Digo YO: ¡sí! El viviente puede ser regulado por la INMUNIZACIÓN RACIONAL, después de inmunizado Racionalmente. La Inmunización regula y por eso se dice: INMUNIZACIÓN RACIONAL. Inmunización quiere decir pureza, justicia, equilibrio, limpieza y perfección. Por lo tanto, lo más elevado en todo y por todo Por eso INMUNIZACIÓN RACIONAL quiere decir ta Racional, sin mancha, fuera de todas las torpez impurezas.


Por lo tanto, para que el viviente se quede regulado, solamente después de inmunizado, y para inmunizarse, para alcanzar la Inmunización, es preciso solamente leer. El viviente leyendo, va siendo poco a poco inmunizado. Y con el tiempo, conforme va leyendo, avanza más en el conocimiento natural, hasta quedarse completamente inmunizado. Es muy práctico, sin esfuerzo y sin sacrificio. Es de este saber que todos precisan. Y para alcanzar este saber es necesario apenas leer.

El viviente que es inmunizado, vive ahí en ese mundo, pero no pertenece más a él. Sí, porque no nacerá más ahí, en virtud de la INMUNIZACIÓN RACIONAL ser de la Planicie, de aquí encima, donde están los otros puros y perfectos, que fue de donde salieron para ir ahí. Y por ser la Inmunización hecha de aquí, es por lo que las siete partículas que ahí se encuentran deformadas en esas siete partes, irán siendo traídas para su estado natural que es aquí encima en la PLANICIE RACIONAL, conforme los vivientes van siendo inmunizados. Y estas partes traídas para aquí, darán forma a los verdaderos cuerpos naturales, y una vez esos cuerpos hechos aquí, no nacerán más ahí, en ese mundo de encanto, en ese mundo de deformación.

Aquí está un pedazo del conocimiento de dónde vinieron, cómo vinieron, para dónde van y cómo van.

El viviente una vez inmunizado está en posesión de su regulación. La Inmunización regula tanto la parte eléctrica como la magnética, y el viviente sin Inmunización está al sabor de estas dos corrientes, quedando completamente desequilibrado, como todos en el mundo son, donde reconocen que el desequilibrio es grande y que todos sus componentes son más que desequilibrados, reinando por ese motivo, el sufrimiento.

La INMUNIZACIÓN RACIONAL es, de esta forma, la salvación eterna de todos. Todos querrán inmunizarse. Tedo190/374 la Inmunización. Pues aquí está ella, probada y comprobada, como es y cómo no es. Cómo es el principio y cómo será el fin. El porqué del principio y el porqué del fin. Estos son los datos más importantes que deben ser leídos y grabados, para que el viviente pueda saber y conversar sobre ellos. Con esto, el ser viviente ya está bien instruido y puede dar todas las explicaciones e instrucciones necesarias.

Surgirán aquellos que nada saben, nada conocen, nada vieron, y mediante este esclarecimiento nunca visto, quieren ser inmunizados también..

Las gracias de la Inmunización, es lo que desde hace mucho todos imploran. Ellas están haciendo falta a toda la humanidad; es de ellas que todos tienen la mayor necesidad en el mundo; es el principal, el conocimiento más necesario, es la salvación de todos. Solamente la INMUNIZACIÓN RACIONAL traerá la salvación del mundo. Y todo esto será conseguido apenas con la persistencia en esta lectura. Para ser inmunizado, es preciso que el viviente lea bastante, hasta quedarse en poder del conocimiento, para poder esclarecer a los demás.

Los vivientes no inmunizados, están expuestos a las corrientes eléctricas y magnéticas sin límites, con sus cuerpos atrayendo otras tantas corrientes superiores a aquellas que tienen en su cuerpo, perturbándose, sin sosiego, procurando medios para mejorar y encontrando apenas filosofías en experiencias, las cuales ninguna mejoría les traen.

(UNIVERSO EN DESENCANTO, CULTURA RACIONAL)



TRECHOS RACIONAIS! ANUNCIADA HÁ MUITOS SÉCULOS

TRECHOS RACIONAIS!  Tanto Santa Odília, como uma infinidade de profetas daquele tempo, davam suas descrições muito certas do que é o mundo e...